Mc 3,20-35. El final del mal. El comienzo del Reino.

«Los escribas que habían venido de Jerusalén decían: «Está poseído por Belzebul y expulsa a los demonios por el poder del Príncipe de los Demonios». Jesús los llamó y por medio de comparaciones les explicó: «¿Cómo Satanás va a expulsar a Satanás? Un reino donde hay luchas internas no puede subsistir. Y una familia dividida…

Hechos 2,42-3,11. LA PRIMERA COMUNIDAD

En aquellos días, los hermanos eran constantes en escuchar la enseñanza de los apóstoles, en la vida común, en la fracción del pan y en las oraciones. Todo el mundo estaba impresionado por los muchos prodigios y signos que los apóstoles hacían en Jerusalén. Los creyentes vivían todos unidos, y lo tenían todo en común;…

Hechos 2,1-21. VENIDA DEL ESPÍRITU SANTO. PRIMER DISCURSO DE PEDRO

Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar; de pronto, se oyó un estruendo que venía del cielo, como de un viento impetuoso que invadió toda la casa donde estaban reunidos. Y aparecieron unas como lenguas de fuego, que se repartieron y posaron sobre cada uno de ellos; todos quedaron…

Hechos 1,1-26. APARICIONES y ASCENSIÓN DE JESÚS

En mi primer libro, querido Teófilo, traté de todo lo que hizo y enseñó Jesús desde sus comienzos hasta el día en que, después de haber dado sus instrucciones por medio del Espíritu Santo a los apóstoles que se había escogido, fue llevado al cielo. De ellos se dejó ver después de su pasión, dándoles…

Jeremías 20,7-18. ANGUSTIA DEL PROFETA

En aquellos días, exclamó Jeremías: “Tú me has seducido, Señor, y yo me dejé seducir. Tú eras el más fuerte y yo fui dominado. Ahora soy todo el día la irrisión y la burla de todo el mundo. Siempre que hablo tengo que proclamar: “¡Violencia! ¡Destrucción!” La palabra del Señor se ha vuelto para mí oprobio…

Jeremías 16,1-15. SOLEDAD DEL PROFETA

En aquellos días, recibí esta palabra del Señor: «No te cases, no tengas hijos ni hijas en este lugar. Porque así dice el Señor a los hijos e hijas nacidos en este lugar, a las madres que los dieron a luz, a los padres que los engendraron en esta tierra: “Morirán de muerte cruel, no…